Amaterasu

Este Domingo lo iniciaré al amanecer junto a la Diosa Amaterasu en mi altar.

¿Oyeron hablar de ella? Según cuenta el libro histórico más antiguo de Japón, Amaterasu era la Diosa del Sol, de la que emanaba toda la luz. Amorosa y compasiva con todos los seres.

Un día su hermano sintió envidia y se propuso demostrar que era más poderoso que ella. Comenzó a destruir las creaciones de su hermana, a atormentarla y perseguirla.

Tras las vergonzosas y cada vez más agresivas conductas de su hermano, Amaterasu sintió mucho dolor, se asustó y se encerró en una cueva.

Al no estar ella, el Sol no salía y el mundo se cubrió de oscuridad, los campos morían y la tierra se helaba.

Los demás dioses, temiendo que las tinieblas perduraran para siempre, intentaron convencerla para que salga de la cueva pero no tuvieron éxito, Amaterasu se sentía tan herida y asustada que no podía salir.
Entonces pensaron otra estrategia, organizaron una fiesta en la entrada de la cueva diciendo que era para honrar a una nueva diosa llena de luz y belleza.

La música, risas y alegría del exterior atrajo la curiosidad de Amaterasu, quien se asomó saliendo unos metros a ver quién era esta nueva diosa, sin saber que habían puesto un espejo justo a la salida de la cueva. Al mirarlo se encontró con una mujer bellísima y llena de luz. Al principio pensó que se trataba de esta nueva diosa de la que todos hablaban, pero luego se dio cuenta que era su propio reflejo y vio toda su luz y magnificencia.
(Mientras tanto los dioses habían aprovechado para sellar la entrada de la cueva e impedir que volviera a entrar).

Al verse -verse como realmente era- y reconocer su luz, Amaterasu recuperó su poder. Salió al mundo, pudo vencer a su hermano (a quien nunca más temió) y el sol volvió a iluminar la Tierra.

***********************

Podemos encontrar un interesante simbolismo en su historia….

¿Te ha sucedido que alguna agresión, decepción o situación del pasado hizo que te replegaras, ocultaras, o que te encerraras en algún aspecto?

¿Qué significaría “salir de la cueva” para vos?…

Ya es tiempo! ¿Lo hacemos junt@s este domingo?

Cuando te despiertes encendé una vela e intencioná, decretá que hoy es tu resurrección, tu “salida de la cueva”, de la oscuridad, para brillar sin miedo, dándole la bienvenida a una nueva etapa de luz en tu vida.

…las heridas del pasado ya no determinan ni mi presente ni mi futuro. Confío en la Vida.
Creando desde mi presente, alineada al Origen desde el *punto cero*, donde lo que llamamos “milagros” suceden como normalidad.

Bendiciones,
María Laura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *