Detrás de este miedo esta mi liberación

Puede ser que por la alineación astrológica más todo lo que estuviste haciendo para elevar tu conciencia, en las ultimas semanas haya aparecido alguna herida, angustia o desequilibrio. Bienvenidas sean porque quiere decir que estas removiendo la tierra para que lo nuevo pueda brotar. Vas bien! estás haciendo el trabajo interno que realmente necesitabas para recibir lo nuevo que está llegando a vos.

No te enrosques en lo sucedido (pensando porqué tal persona me dijo esto o aquello, y si le hubiese respondido lo otro etc.) Así sólo estas bajando tu vibración desempoderándote en la postura de victima. Recordá que hay una perspectiva mayor, que simplemente ahora no la puedes terminar de ver. Es un trabajo de paciencia y amor. Una y otra vez elijo sacarme de la postura de víctima y repito: “detrás de este miedo (o angustia, bronca, etc.) está mi liberación”.

Y preguntá en voz alta: ¿Qué es lo bueno de esto que no estoy viendo?, no hagas fuerza por recibir la respuesta, sólo preguntá, el sólo hacer la pregunta mueve la energía.

La monja budista Jetsunma Tenzin Palmo, dice: ” Muchas personas, cuando empiezan a meditar, creen que van a estar más tranquilas y en paz. Sin embargo, cuando la mente empieza a tranquilizarse, empiezan a despertarse antiguas heridas y recuerdos, que no tenemos que reprimir, sino reconocerlos y aceptarlos. Si podemos enfrentarnos a estos sentimientos con amor y compasión, van ir disminuyendo gradualmente, hasta finalmente desaparecer. Para eso tenemos que darnos amor a nosotros mismos, algo muy importante. Las personas siempre hablan de dar amor a los demás, pero en realidad se trata también de darnos amor y hacernos amigos de nosotros mismos.”

María Laura Casin.
www.conexionangelica.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *