No fracasaste.

No fracasaste. La concepción de fracaso es una programación errónea. 
Si así te sentis en algún ámbito de tu vida, hoy te invito a verlo de otra forma. 
Estas haciéndote malasangre por una interpretación errónea de tu realidad.

Tu vida fue y es perfecta para lo que tu alma, tu esencia, eligió.

Considerá que ese ideal que tu mente decretó que tenia que cumplir (o que te han impuesto) de “cómo tenía que ser mi vida a esta altura, qué tenía que haber logrado, etc.” nunca fue real, nunca aplicó para vos ni para tu historia.

Fuiste exitos@ y estas siendo exitos@ al vivir tu vida con autenticidad. Todo lo que tu Ser Real se ha propuesto lo estas cumpliendo.

Acepta plenamente lo que sucedió en tu vida y lo que está sucediendo. 
Desde esta completa aceptación y soltando toda vieja concepción de fracaso, podés construir tu nuevo ser; y si así lo eliges, comenzar a crear algo diferente.

Decide siempre por amor y pone limites sanos. Deja de maltratarte con pensamientos y emociones nacidas desde una interpretación errónea.

Y elige tratarte con dulzura y compasión porque todo lo que hay en vos es sagrado y digno de ser abrazado.

Bendiciones,
Maria Laura.

Instagram: @marialauracasin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *